Cómo Hacer Aceite Esencial de Lavanda en 6 Pasos- Recetas DIY

Te gustaría aprender cómo hacer tu propio aceite esencial de lavanda? En este blog post te voy a enseñar cómo puedes extraer el aroma de esta maravillosa planta y aprovechar sus beneficios para tu salud y bienestar.

La lavanda es una de las plantas aromáticas más conocidas y utilizadas en el mundo de la aromaterapia. Su aceite esencial tiene propiedades relajantes, antiinflamatorias, antisépticas y cicatrizantes, entre otras. Además, su olor es muy agradable y ayuda a crear un ambiente de armonía y tranquilidad.

Cómo hacer aceite esencial de lavanda con alcohol en tu casa

Como Hacer Aceite De Lavanda Casero-Receta Natural y segura

Para hacer aceite esencial de lavanda con alcohol necesitas los siguientes materiales e ingredientes:

  • Un frasco de vidrio con tapa
  • Alcohol etílico de 96º
  • Flores secas de lavanda
  • Un colador o una gasa
  • Un recipiente pequeño de vidrio oscuro con gotero

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Llena el frasco de vidrio con las flores secas de lavanda, sin apretarlas demasiado.
  2. Cubre las flores con el alcohol etílico hasta que queden totalmente sumergidas.
  3. Cierra el frasco y déjalo en un lugar oscuro y fresco durante al menos dos semanas. Agita el frasco cada día para que el alcohol extraiga los principios activos de la lavanda.
  4. Pasado el tiempo, filtra el contenido del frasco con el colador o la gasa y recoge el líquido en el recipiente pequeño de vidrio oscuro.
  5. Deja que el alcohol se evapore al aire libre durante unos días, hasta que solo quede el aceite esencial de lavanda. Puedes acelerar este proceso poniendo el recipiente al sol o al baño maría.
  6. Cierra el recipiente con el gotero y etiquétalo con el nombre y la fecha de elaboración.

¡Ya tienes tu aceite esencial de lavanda con alcohol casero! Puedes usarlo para masajes, baños, inhalaciones, difusores o como perfume natural. Recuerda que es un producto muy concentrado y que debes diluirlo en un aceite vegetal o en agua antes de aplicarlo sobre la piel.

Cómo hacer aceite esencial de lavanda por destilación

Para hacer aceite esencial de lavanda por destilación necesitas los siguientes materiales e ingredientes:

  • Un alambique o destilador de agua
  • Agua destilada
  • Flores de lavanda frescas o secas
  • Un frasco oscuro con tapa para guardar el aceite

Los pasos son los siguientes:

  1. Llena el alambique con agua destilada hasta la mitad y ponlo al fuego.
  2. Coloca las flores de lavanda en la cesta superior del alambique, sin apretarlas demasiado.
  3. Cuando el agua empiece a hervir, baja el fuego y deja que se destile lentamente. El vapor de agua arrastrará las moléculas aromáticas de la lavanda y se condensará en el tubo de salida.
  4. Recoge el líquido resultante en un frasco oscuro. Verás que se forma una capa de aceite esencial sobre el agua, que es el hidrolato o agua floral de lavanda.
  5. Separa el aceite esencial del hidrolato con una pipeta o un embudo separador y guárdalo en otro frasco oscuro con tapa.
  6. Etiqueta el frasco con el nombre del aceite, la fecha y la procedencia de la lavanda.

Ya tienes tu propio aceite esencial de lavanda por destilación casero, listo para usar en tus recetas de aromaterapia. Recuerda que debes conservarlo en un lugar fresco, seco y oscuro, y que tiene una vida útil de unos dos años.

Compra Aceite de Lavanda Casero 100% Natural

Precauciones

Antes de usar tu aceite esencial de lavanda, debes tener en cuenta algunas precauciones:

  • No lo uses si eres alérgico o sensible a la lavanda o a otros miembros de la familia de las lamiáceas.
  • No lo uses si estás embarazada, lactando o tienes problemas hormonales.
  • No lo uses si tienes epilepsia, asma o hipertensión.
  • No lo uses en niños menores de 6 años o en mascotas.
  • No lo ingieras ni lo apliques sobre los ojos o las mucosas.
  • Haz una prueba de sensibilidad en una pequeña zona de la piel antes de usarlo por primera vez.
  • Consérvalo en un lugar fresco, seco y oscuro, lejos del alcance de los niños y las fuentes de calor.

Si quieres saber más sobre los beneficios y usos del aceite esencial de lavanda, te recomiendo que leas este artículo que escribí hace un tiempo: Aceite esencial de lavanda: propiedades, beneficios y usos. Pero no solo yo te lo recomiendo, sino también algunas personas que han probado mi aceite esencial de lavanda casero y me han enviado sus testimonios:

Receta de Lavanda Opiniones

Buenas desde Barcelona, tengo plantitas de lavanda y voy a hacer un aceite para masajes. ¡¡Muchas gracias por tu explicación!! Gracias

– David

Me encanta el aceite esencial de lavanda que hice siguiendo tu blog. Lo uso todas las noches antes de dormir y me ayuda a relajarme y a conciliar el sueño. Además, me deja la piel suave e hidratada. Muchas gracias aromaterapiaconalma.

– Ana

Hice el aceite esencial de lavanda como regalo para mi madre, que sufre de migraña. Me ha dicho que le ha funcionado muy bien para aliviar el dolor. Estoy muy contenta con el resultado y pienso hacer más aceites esenciales siguiendo tus publicaciones.

– Laura

El aceite esencial de lavanda es mi favorito. Lo uso para todo: para aromatizar mi casa, para relajar mis músculos después del ejercicio, para desinfectar pequeñas heridas… Me parece increíble que se pueda hacer en casa con tan pocos ingredientes. Te felicito por tu trabajo y te agradezco que lo compartas.

– Pedro

¡Muchas gracias por la receta! Saludos desde México

– Sara

Espero que te haya gustado mi receta DIY y que te animes a hacer tu propio aceite esencial de lavanda. Si lo haces, me encantaría que me contaras tu experiencia en los comentarios. Y si te ha parecido interesante, comparte esta receta con tus amigos y familiares para que también puedan disfrutar de esta hierba preciosa. Gracias por leerme y hasta la próxima.

¡Comparte la alegría de la aromaterapia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *